De qué manera podemos abrir cerraduras sin llave

Existen diferentes técnicas para abrir las cerraduras, en dependencia de múltiples factores ya antes de forzar su apertura.

Es un sistema conocido por ser fácil su técnica aparte de veloz. Cuando la puerta ha continuado cerrada un buen tiempo y se presentan situaciones urgentes en las que es necesario abrir deprisa se emplea este sistema. Es simple en cerraduras de baja calidad, económicas y viejas, que marchan con llaves viejas, cuando estas no disponen de protección. Es esencial contar con una llave bumping para efectuar la apertura y conocer la manera de usar exactamente la misma, para no dañar el cierre interno y que pueda regresar a cerrarse apropiadamente. Este elemento encaja perfectamente en las cerraduras más frecuentes que se pretenden forzar y se debe introducir a una profundidad admisible que dejará su giro.

Procedimiento bumping para apertura de puertas


La llave no se halla en las cerrajerías ni la efectúan los profesionales del campo, se puede adquirir en Internet. Cuando encaja apropiadamente dentro del tubo, se precisan alinear todos y cada uno de los pistones al tiempo desbloqueando el cierre en un movimiento. La clave no es otra que percibir detenidamente los chasquidos que se producen dentro de la cerradura, cuando se introduce esta llave bumping que logra levantar los dientes internos, por lo que es necesario levantar bien la llave y empujar con la presión adecuada.

La apertura se genera cuando se golpea y se vira esta llave, para lo que va a ser preciso un mazo de goma. En el caso de no contar con este objeto se puede emplear otro afín, con la intención de pegar la llave. La fuerza producida por este impacto logra dar vuelta los pistones del tubo, que descansan en el seguro. Este impacto va a abrir la sección baja, que alcanza entonces a la sección de la parte superior que abre el seguro al moverlo.



Procedimiento de ganzúa para forzar cerrojos



Las cerraduras asimismo se pueden forzar con un kit de ganzúas, cuando se tiene cierta práctica. Un sistema que únicamente utilizan los cerrajeros para eludir hurtos con el uso de esta técnica. La adquisición de este kit se efectúa solamente presentando credencial, que acredita la profesionalidad como cerrajero. No obstante las herramientas se pueden crear con algo de ingenio, asemejándose a las ganzúas. Se precisan horquillas y emplear un metal con suficiente solidez para hacer la llave de tensión y la ganzúa que forman esta herramienta. Ciertas pautas para su creación, son:

  1. Ganzúa: en forma de “R” va a ser más corta en su extremo y se emplea para ejercer empuje en los pistones del tubo, dejando de esta forma su rotación.

  2. Acero elástico: es el material perfecto pues no se resquebraja, dejando crear la manera que se precisa por ser moldeable, ejemplo de este acero son las sierras para metales. Es preciso prever el tamaño a fin de que pueda entrar en la ganzúa.

  3. Llave de tensión: su forma va a ser en “L” y se hace cargo de presionar la zona inferior de la cerradura. La forma más frecuente es aplanar la llave famosa como Allen.




Después de creada la ganzúa se procede para abrir la cerradura, introduciendo primero la llave de tensión. Se debe presionar de forma perfecta en la zona baja del tubo interno, con una presión que habrá de ser incesante, caso contrario se comenzará de nuevo. Cuando se efectúa adecuadamente la presión con esta llave, se puede percibir caer los pistones internos de la cerradura. En el momento en que haya girado esta llave se introduce la ganzúa, mas siempre y en todo momento sobre la llave y con el extremo más corto se empuja uno a uno los pistones contra la cerradura hasta desplazar todos, en ese instante se generará la apertura. Va a ser preciso practicar para poder supervisar este procedimiento y siempre y en toda circunstancia en cierres económicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *